Cuidado de la Piel

NEUTROGENA®
La marca #1 recomendada por dermatólogos...
JOHNSON'S ®
Descubre tu piel Johnson's...
SUNDOWN®
Porque la vida gira en torno al sol.
NEKO®
El experto antibacterial cuida y protege a tu familia
LUBRIDERM®
Nutre, hidrata y cuida tu piel...
X
Tips para un buen bronceado

Si estás planeando broncearte estas vacaciones y lograr un color de piel envidiable, a continuación, encontrarás algunos consejos:

Antes de broncearte
•Identifica qué tipo de piel tienes. Recuerda que no todas las pieles toleran los efectos de los rayos ultravioletas, y la pigmentación que tiene cada una, acompañada de la melanina, es la que determina cuánto puedes aguantar frente al sol.
•No te expongas al sol entre las diez y tres de la tarde; ya que, a estas horas, el sol es más fuerte y puede llegar a quemar tu piel, causándole efectos nocivos.
•Hidrátate antes y después del bronceado, esto permitirá que no te vayas a sentir mal y que tu piel siempre esté protegida.    
•Es mejor que antes de la exposición al sol, retires toda clase de cosméticos de tu cara, así como de lociones  ya que podrías presentar una reacción alérgica inesperada.

Durante el bronceado
•Aplícate el bloqueador 30 minutos antes de exponerte al sol.
•Después de aplicarte el bloqueador, debes volver a hacerlo cada 45 minutos para que asegures un resultado final satisfactorio, ya que el sudor disminuye su efecto en la piel.
•Cuida tus ojos y protégelos con lentes oscuros que tengan protección de rayos UV.
•Si te estás bronceando en la playa, ten mucho cuidado con el agua del mar, ya que la sal, combinada con el sol, provoca que te quemes en vez de broncearte 
•El secreto también radica en que te expongas al sol una hora diaria, aproximadamente, utilizando un bloqueador  r solar con factor mínimo de 30. Al hacer esto, estarás acostumbrando a tu piel a la exposición solar, sin sufrir daños ni quemaduras.
•Come frutas antes, durante y después del bronceado, las cuales te proporcionarán altas dosis de antioxidantes que protegerán aún más la salud de tu piel. Incluye en tu dieta diaria zanahorias, tomate, brócoli, perejil, espinacas, entre otros.
•Ingiere bastante agua para que  estés hidratada.

Después del bronceado
•Al terminar las vacaciones, tu piel necesita de una hidratación especial, ya que ha estado expuesta por mucho tiempo a los efectos del sol. Un tratamiento efectivo puede ser uno que hidrate, reafirme y nutra la piel, ayudando a prolongar el efecto del bronceado.
•Consiente tu piel con lociones humectantes, esto contribuirá a mantenerla suave y tersa, y podrás prolongar el color final de tu bronceado.
•Toma abundante agua, esto hidratará tu piel y el organismo de adentro hacia afuera.
•Si crees que exageraste en el tiempo que te expusiste al sol, aplícate cremas que tengan ingredientes como el aloe vera para aliviar la sensación de ardor y dolor.

Recuerda que pasar largas horas bajo el sol para obtener el color de piel deseado, no es lo ideal, dale prioridad a una alimentación rica en vegetales y frutas, protégete adecuadamente del sol y proporciónale una adecuada hidratación, para que a la hora de brocearte, lo hagas gradualmente y por fin tengas el bronceado perfecto.