Cuidado del Bebé

JOHNSON'S BABY®
DESITIN®
#1 preferida por pediatras en Estados Unidos.
COTONETES®
Son para toda la familia.
X
Cambios físicos

Johnson & Johnson hizo un listado de los cambios físicos más relevantes del embarazo para ser un apoyo en este momento de tu vida. ¡Conócelos!

Alteración en el ciclo menstrual: a partir de la segunda semana de fecundación notarás la ausencia de tu periodo, esto se llama amenorrea, y ocurre por la primera alteración de tus patrones hormonales. Si bien es cierto que el embarazo no es la única causa de la amenorrea, es la más común. Sin embargo, antes de pensar que estás embarazada debes tener en cuenta qué tan regular es tu periodo, ya que puede tratarse de un retraso común.

Para algunas mujeres gestantes los niveles hormonales no alcanzan a evitar el sangrado durante el primer mes, de manera que a pesar de estar en embarazo, parece que continuaran con su ciclo menstrual.

Los senos: con el embarazo sentirás los senos firmes, sensibles y mucho más grandes. Ahora las venas superficiales empezarán a ser más notorias y la areola que rodea al pezón se tornará oscura. Es posible que sientas picazón o punzadas ocasionales, estas son reacciones por el cambio de tamaño. Algunas mujeres producirán involuntariamente, desde las primeras semanas de embarazo, una forma de leche llamada calostro (aunque normalmente este líquido es producido a partir del octavo o noveno mes), esto es resultado del aumento de los niveles de estrógeno y progesterona en la sangre.

La vagina: con el embarazo, los tejidos de la vagina necesariamente tendrán que cambiar para facilitar la dilatación de este canal durante el parto. Las células musculares se agrandan y las membranas mucosas se tornan más gruesas ocasionando el aumento de secreciones vaginales que a veces hacen necesario el uso de Protectores Diarios de panty. En caso de sentir dolor o mal olor, es mejor consultarlo con el médico.

La piel: durante esta etapa se hará necesario un cuidado especial para la piel ya que será una de las zonas más sensibles y puede presentar, por ejemplo, cambios de color -oscurecimiento y manchas-, cambios de textura y estrías.

Cabello y uñas: ambos están constituidos por una sustancia llamada queratina que con las hormonas del embarazo se altera y puede causar cambios substanciales: el cabello puede volverse brillante y abundante y cambiar sus características por completo. Por ejemplo, si era liso puede encresparse, si era crespo, alisarse. Otras futuras mamás, por lo contrario, tienen problemas de resequedad y escasez, esto depende de cada organismo. De igual forma pasa con las uñas, que en la mayoría de los casos se vuelven débiles y quebradizas.

Otra tendencia general es que vello corporal aumente y se oscurezca; esta reacción suele ser pasajera, pero hay casos en los que persiste aún después del embarazo.

Dientes y encías: el fin de la progesterona es ablandar y aflojar ciertos músculos y articulaciones con el fin de adaptar el cuerpo al bebé, el problema es que la progesterona no es selectiva y lo aflojará prácticamente todo incluyendo los márgenes de las encías que quedan predispuestas a la infección y las caries. Es preciso visitar al odontólogo regularmente y cuidar especialmente la higiene oral.