Cuidado del Bebé

JOHNSON'S BABY®
DESITIN®
#1 preferida por pediatras en Estados Unidos.
COTONETES®
Son para toda la familia.
X
Cuidados después de la cesárea

El nacimiento de un bebé por cesárea requiere un cuidado adicional sobre tu cuerpo. Debes estar consciente de que te estás recuperando de una cirugía.

Trata de descansar tanto como sea posible durante las primeras semanas en casa. Recuerda que tuviste un parto, una cirugía abdominal y debes adaptarte a vivir con un recién nacido.

Ten en cuenta que una cesárea es una intervención quirúrgica y que la recuperación es mucho más lenta que en un parto natural. Todo lleva su tiempo, ten paciencia y no te fuerces.

El sitio de la incisión te puede doler en las esquinas de la cicatriz. Sensaciones de ardor pueden ocurrir y durar hasta por 6 semanas. Evita levantar cosas pesadas durante este tiempo y mantén seca la herida y lávala normalmente con agua y jabón durante tu baño diario.

Si sientes la herida caliente, dura, roja, inflamada, abierta o que está drenando, consulta con tu médico de inmediato.

Ten en cuenta que mientras menos toques la herida mejor será su resultado estético y menor será el riesgo de complicaciones infecciosas locales.

No es recomendable aplicar ningún producto sobre la incisión y si algo le llega a caer, limpia la herida con jabón, sin aplicar luego ningún tipo de antibiótico.

La herida no se abre sola sin un condicionante importante: infecciones, mala técnica quirúrgica, diabetes, enfermedades crónicas, entre otros.

Si tienes un acceso de tos o ganas de respirar profundamente, pon una mano sobre la cicatriz y aprieta la zona uniformemente, de este modo la molestia será mucho menor.

Durante las primeras semanas son frecuentes los entuertos, que se manifiestan en el bajo vientre como un cólico. No te preocupes, estos indican que tu matriz se está contrayendo y eliminando los coágulos. 

Durante este periodo puedes comer libremente; sin embargo para mejorar el tránsito intestinal tu dieta deberá contener muchas frutas y verduras. 

El uso de la faja abdominal da soporte, limita el dolor con los movimientos y te brinda una gran sensación de seguridad con respecto a la herida, pero no abuses recuerda que el dolor es un aviso de que debes quedarte quieta.

Los puntos se retiran 8 días después del procedimiento y la herida se deja al descubierto. Ahora, sólo debes limpiar las pequeñas costras que permanecen adheridas.

La sensibilidad de la zona se recupera de 3 a 6 meses, recuerda que se cortaron nervios y estos requieren tiempo para regenerarse.

Si presentas fiebre en el postoperatorio, comunícate con tu médico de manera inmediata.  Ante cualquier duda consulta con él y no te automediques.