Cuidado del Bebé

JOHNSON'S BABY®
DESITIN®
#1 preferida por pediatras en Estados Unidos.
COTONETES®
Son para toda la familia.
X
Desarrollo físico

Desarrollo físico entre los 0 y 4 meses

En esta primera etapa de tu bebé ten presente ciertas características físicas que son perfectamente normales en los recién nacidos. Por eso ten en cuenta que:

Los recién nacidos tienen los párpados hinchados.

A veces les aparecen manchas blancas en la nariz y las mejillas. Estas manchas desaparecen espontáneamente.

Lo que quede del cordón umbilical se caerá solo, sin embargo tienes que asearlo muy bien y estar pendiente de cualquier señal de infección.

Las primeras deposiciones se conocen como meconio y son el resultado de la desintegración de las células ingeridas de líquido amniótico en el interior del útero; su color es oscuro, son espesas y pegajosas. Durante el tercer y cuarto día las características cambian y se vuelven verdes o amarillas, esa es la primera indicación de que tu bebé está digiriendo la leche.

La cabeza de un recién nacido no siempre será completamente redonda porque a veces con el trabajo de parto toma una forma alargada. Esto no le hace ningún daño al cerebro del bebé y con el tiempo recuperará su forma natural.

Durante los primeros días, al bebé le costará trabajo regular su temperatura corporal, por eso tendrás que tener cuidado con los cambios de temperatura y evitar abrigarlo demasiado.

Aunque en un principio tu bebé no tendrá fuerza suficiente para sostener su cabeza (y la mayoría de sus movimientos serán incontrolados), al mes será capaz de levantarla un par de centímetros si está acostado boca abajo. Pataleará con fuerza y si lo dejas acostado boca arriba, buscará la forma de voltearse a un lado.

A los dos meses empezará a tener control sobre sus manos, las mantendrá abiertas la mayor parte del tiempo y sus dedos serán más flexibles. Notarás esta nueva habilidad cuando él intente agarrar algún objeto que sostendrá por pocos segundos, pues su dominio es aún limitado.

Su deseo es el de explorar, por eso observará cada cosa con mucho cuidado, reconocerá los colores como puntos visuales que llaman su atención y los seguirán con la mirada.

Tu bebé crecerá y se hará fuerte rápidamente, tanto así que para el cuarto mes podrá sentarse con un poco de ayuda, podrá mover su cabeza fácilmente en todas las direcciones y agarrará objetos por gusto, no sólo por reflejo.

Desarrollo social y emocional entre 0 y 4 meses

En esta primera etapa, tu bebé apenas está descubriendo el mundo y asombrándose con cada cosa que percibe. Aunque ya está listo para responder a cualquier estimulo, aún no maneja muy bien su cuerpo ni tiene plena conciencia de él.

Alimentación

En este momento de su vida la hora de comer es el principal contacto social, la máxima manifestación del amor que le tienes. Tu bebé crecerá sano si lo alimentas con leche materna, además el vínculo que crea la lactancia es irremplazable.

Baño

En forma similar ocurre con el baño. El pequeño se divertirá con el agua y podrá compartir por igual con ambos padres (incluso con los hermanitos). Después del baño un masaje adecuado y relajante lo hará sentir tranquilo, querido y protegido por sus padres.

Reconocimiento

Notarás, a través del tiempo, que tu bebé reacciona positivamente a tu voz y a la de tu pareja, y aunque en un principio no pueda reconocer claramente sus rostros, identificará perfectamente el olor de cada uno. Su sensibilidad al contacto físico hará que se calme si lo alzan o lo miman; se regocijará con la sonrisa de los adultos y cuando esto ocurra moverá sus piernas y brazos enérgicamente para expresar su gusto.

Imitación

También tratará de imitar los gestos que le hacen los adultos, así que si le sacas la lengua, probablemente él intente sacarla también. La primera sonrisa no se hará esperar, más o menos después de un mes del nacimiento tu bebé sonreirá y cuando lo haga, esperará una respuesta tuya. Verás que las primeras características de su temperamento se empiezan a marcar, para este momento tendrás alguna idea de sí tu hijo será un niño calmado, apático o supremamente activo.

Es normal que al principio tu bebé duerma por largos periodos de tiempo y sólo despierte para comer. Ten presente que es muy sensible a cualquier contacto físico así que se sentirá protegido y calientito cuando lo cargues.

Tu bebé de 0 a 4 meses

Este será un momento de reconocimiento mutuo y adaptación. Tanto tú como el bebé están explorando una nueva vida, y aunque no es fácil, notarás que con el pasar del tiempo la práctica te hará maestro.

Claro, mientras esto ocurre no faltarán los pequeños problemitas y sustos innecesarios que dejarán de pasar sólo si estás bien informada sobre los cuidados que tu bebé demanda, sus necesidades y manifestaciones.

Por ahora, disfruta el reconocimiento mutuo y trata de comunicarte con él no sólo a través de palabras, las caricias y los mimos son también importantes así como tu actuación en respuesta a sus comportamientos.

¡Atención!

Se ha comprobado que después de tres días del nacimiento del bebé, los padres pueden diferenciar el llanto de su niño del de otros, y que entre los 10 y los 14 días podrán reconocer las demandas de su bebé a partir del llanto.