Cuidado del Bebé

JOHNSON'S BABY®
DESITIN®
#1 preferida por pediatras en Estados Unidos.
COTONETES®
Son para toda la familia.
X
Exámenes y terapias complementarias

Ahora eres parte del bebé y él es parte tuya, esta unión lo implica todo, desde tus sentimientos hasta tu salud, por eso es muy importante que visites al médico, que te practiques los exámenes de rutina y que prepares cuidadosamente tu cuerpo para que te sientas cómoda y tranquila durante estos nueve meses.

Verás cómo es de gran ayuda conversar con enfermeras y médicos, con otras futuras madres y padres en la sala de espera. Esta primera cita será el principio para conocer a fondo el desarrollo de tu bebé y así mismo, los problemas que se pueden prevenir con un chequeo a tiempo.

Estos exámenes son ordenados por el doctor de acuerdo al desarrollo de tu embarazo. Uno de ellos es la amniocentesis Johnson & Johnson te informa:

¿Por qué se efectúa?

La amniocentesis es un examen común, aunque no rutinario, que pretende extraer y examinar las células del líquido amniótico para analizar el desarrollo del bebé y sus posibles complicaciones.

Ahora la amniocentesis se efectúa con mayor frecuencia, sin embargo sólo debe hacerse si es absolutamente necesario y bajo estricta orden médica. Estos son algunos de los factores que el especialista tiene en cuenta para disponer de este examen:

Cuando la madre es mayor de 35 años (el bebé es más propenso al Síndrome de Down).

Cuando los padres tienen antecedentes de problemas genéticos (hemofilia, fibrosis quística) o son portadores de trastornos hereditarios.

Cuando es necesario determinar la madurez de los pulmones del bebé.

Si otros exámenes prenatales indican que puede haber un problema.

Si existen antecedentes familiares o propios de bebés con defectos en la espina dorsal, en el cerebro o con algún problema genético.

¿Cuándo?

Es un diagnóstico del segundo trimestre y suele realizarse entre la semana 16 y la 18 aunque el rango ha crecido y se efectúa también entre las semanas 14 y 20. Si el objetivo de este examen es detectar posibles problemas genéticos solo se podrán obtener los resultados después de dos o tres semanas. Para el estudio del desarrollo de los pulmones los resultados estarán listos 24 horas después del examen.

¿Cómo se hace?

Después de cambiar tu ropa por una bata, te acostarás boca arriba dejando destapado tu abdomen. El médico localizará al feto y la placenta mediante ultrasonidos para evitar hacerles daño durante la intervención.

A continuación te aplicarán una solución antiséptica y tal vez te anestesien, luego introducirán una aguja larga a través de la pared abdominal hasta alcanzar el útero y extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico.

Este proceso debe durar máximo 30 minutos y, por lo general, los signos vitales de la mamá y el feto son monitoreados a lo largo de la consulta.

Riesgos

La amniocentesis no es peligrosa, lo importante es recurrir a un buen especialista. Sólo en un 1% se presentan casos de pérdida del líquido amniótico o una ligera hemorragia vaginal. Muchas mujeres consideran que la peor parte de la amniocentesis es esperar los resultados.