Cuidado del Bebé

JOHNSON'S BABY®
DESITIN®
#1 preferida por pediatras en Estados Unidos.
COTONETES®
Son para toda la familia.
X
Las últimas semanas

Semana 36: tu afán por terminar con todos los preparativos para el nacimiento de tu bebé, puede llevarte a tener gran actividad. No te excedas ahora que tienes tiempo, mejor pide ayuda, pues debes guardar energías para el parto. Al menos tres veces por semana, concéntrate en relajarte y has algún tipo de ejercicio con el que te sientas cómoda. A medida que el bebé desciende a la pelvis sentirás que puedes respirar mejor y que se reducen las molestias digestivas.

Semana 37: sólo el 5% de los bebés nacen en la fecha estimada, así que prepárate porque tu hijo puede nacer en cualquier momento. Descansa, dedica algunas horas a recostarte y poner los pies en alto, puede ser sobre un par de almohadas, de esta manera la sangre podrá circular mejor. Masajea tu periné: sumérgete en agua para ablandar la zona, pon aceite vegetal natural en tu índice e introdúcelo en la vagina al menos 5 cm. Presiona hacia el recto y masajea haciendo una U hasta que sientas un cosquilleo. Masajea durante cinco minutos. Este ejercicio evitará problemas de periné durante el parto.

Semana 38: alista tu maleta con ayuda del check y si tienes más hijos prepáralos, para esto puedes leer nuestro artículo: Preparando a la familia. Si tienes teléfono celular no salgas sin él y manténlo cargado. Para esta semana el líquido amniótico habrá disminuido y tu bebé ya debe estar acomodado de cabeza con la cara hacia tu espalda. Tal vez presentes algún tipo de dilatación pero no por eso debes pensar que el bebé nacerá inmediatamente, ten en cuenta que es posible dilatar dos semanas antes de dar a luz.

Semana 39: tu bebé se prepara para el parto y sus índices hormonales crecen para ayudar a mantener los niveles propios de azúcar y presión sanguínea. Practica las posiciones para parto y haz ejercicios del suelo pélvico, estirando y encogiendo los músculos de esta zona, con el fin de evitar la pérdida de orina después del nacimiento.

Semana 40: tu bebé debe medir entre 46 y 53 cm. Si es niño ya habrán descendido los testículos. En el momento del parto el líquido de sus pulmones es absorbido para prepararse para dar su primer respiro. Ten presente que es importante hacer un seguimiento de tus contracciones teniendo en cuenta las indicaciones de los partos falsos y los verdaderos.