Cuidado del Bebé

JOHNSON'S BABY®
DESITIN®
#1 preferida por pediatras en Estados Unidos.
COTONETES®
Son para toda la familia.
X
Tu bebé mientras duerme

Si observas detenidamente a tu bebé mientras duerme, lo verás sonreír, succionar, llorar chuparse el dedo y cambiar de posición: aunque esté dormido, su cuerpo sigue en actividad.

Los bebés duermen al contrario de los adultos, el sueño REM del bebé es largo y es cuando más actividad presenta, puede durar una hora; el sueño profundo del bebé es mas corto puede durar veinte minutos, en cambio el sueño profundo del adulto es el más largo.

Es común que a los bebés tengan dificultad para dormirse solos y lo manifiestan a través del llanto, un simple arrullo, mecerlo o cantarle una canción de cuna, le ayudará a conciliar el sueño.

Tu hijo se queda dormido cuando lo necesita, siempre y cuando se encuentre cómodo y se sienta seguro. Debes tener en cuenta que el mejor lugar para que él duerma es su cuna.

En la cuna, tu bebé se sentirá tranquilo y descansará mejor. Míralo cuando está en otro lugar y lo notarás intranquilo y nervioso.

Siempre debes recordar que los bebés necesitan una rutina para dormir como un baño relajante, un suave masaje, una habitación fresca, tranquila, en penumbra y evitarle antes de acostarlo actividades estimulantes como por ejemplo juegos que le hagan reír o moverse demasiado

Estos son algunos episodios que verás cuando tu bebé duerme:

Sonríe

Generalmente cuando tu bebé sonríe, se encuentra en la etapa de sueño REM. Los sueños son necesarios para su desarrollo y para repasar lo que vivió durante el día.

Se mueve

En algunas etapas del sueño, la mente de tu bebé permanece alerta, a pesar de verse relajado. En estos momentos notarás sus gestos, cómo se toca la cara o realiza movimientos.

Suspira

Notarás que su respiración es poco notoria, pero algunas veces sale un profundo suspiro de relajación e, incluso, emite algún sonido.

A continuación te explicamos el significado de algunas posiciones:

  • Cuando tu bebé está de lado, se balancea y encoge las piernas, quiere decir que trata de recordar su etapa fetal y que le cuesta trabajo conciliar el sueño.
  • Si levanta la cabeza y aprieta más de lo normal las manos, tu bebé está tensionado y no quiere dormir más o está incómodo en la posición en la que se encuentra.
  • Si mientras duerme succiona, se chupa la mano o las sábanas, quiere decir que ya es hora de comer o que siente hambre.
  • Cuando sus brazos están extendidos completamente y no cierra tanto los dedos de sus manos, tu bebé está en pleno descanso y se siente relajado y tranquilo.
  • Cuando tu bebé mueve la cabeza, aprieta los ojos y mueve los brazos y las piernas, está a punto de despertarse y se está desperezando.